Concurso Anexo Centenario

La necesidad de modificar y reconstruir nuestros edificios manifiestan la versatilidad y el constante cambio de las actividades donde nos desenvolvemos. Si bien la funcionalidad antiguamente caracterizaba lo construido, hoy reconocemos la importancia de la flexibilidad funcional que debe ofrecer todo edificio que tenga la intención de perdurar en el tiempo.

Entendiendo el cambio como única constante, planteamos una solución que responda a la flexibilidad funcional como premisa.

La propuesta se enmarca dentro de la escala existente, creando una gran cubierta que respeta la altura de la construcción contigua, preservando la fachada y el volumen de lo designado como patrimonio, casi escondiéndose detrás de él, en silencio y austeridad. Replanteando su función como escenario, desprendimos el gran prisma como gesto de respeto, separándose sutilmente del piso para reforzar la delicadeza con la que se intenta incorporar al conjunto. Esto, a su vez, permite un confort interno totalmente controlado mediante la ventilación cruzada, reduciendo la energía empleada para el acondicionamiento.

La estructura consiste en cerchas metálicas que permiten salvar grandes luces y un rápido montaje. La eficiencia de la construcción se refleja en la simplicidad compositiva, que con un mismo criterio soluciona todo el proyecto.

La nivelación del espacio interior con el nivel del paso peatonal incrementa la altura total del salón, a la vez de crear un ingreso relacionado a la circulación actual del Club.

La escalinata que conecta el Anexo con el salón de adultos mayores tiene una multiple función. Por un lado, sirve de asiento, como lugar de reunión, particularidad habitual en fiestas y eventos. Sirve también como escenario y cine al aire libre.

La relación interior-exterior no se corta, sino que se tamiza a través de paneles verticales de ladrillo, creando así un velo que protege pero no interrumpe con las vistas.

El paquete de servicio se concibe como una única tira que construye el límite físico del salón de eventos y sirve de apoyo, no sólo funcional, sino estructural. Mediante esta organización espacial, se amplía y se aprovecha toda el área de intervención mediante una síntesis formal, conceptual y funcional.