Hello Wood 2020

La superposición nos caracteriza como seres humanos. Podemos resumir nuestra vida como una superposición de experiencias. Superponemos ideas, actividades, sentimientos, etc. Nuestra propia cultura es una superposición de otras anteriores, entendiendo al término como una construcción en donde se van agregando elementos para la consecución de un todo superior. Jenga es un proyecto que intenta recrear, por un lado, el juego inventado por Leslie Scott, en donde se apilan los mismo módulos y se los vuelve a colocar de manera diferente, en otra posición, y por otro, promueve la multiplicidad de usos, o bien, la superposición de las funciones.

Jenga pretende demostrar que cuando se superponen los esfuerzos, mediante la técnica y la imaginación, es posible crear espacios que inspiren a soñar un futuro con mayores posibilidades.

Si hay algo que la historia nos ha enseñado es que las funciones van cambiando, y para que un proyecto sea realmente sostenible debe ser capaz de albergar distintos tipos de uso y volverse resiliente a la transformación funcional. La versatilidad de la propuesta radica en su flexibilidad funcional y formal. Formal porque es posible jugar con la morfología y la ubicación de los elementos, y funcional porque puede albergar diferentes actividades. Por un lado tenemos la gran cubierta que nos produce sombra y nos crea un espacio en doble altura. La disposición de los elementos configura un espacio reunitivo, de descanso, interacción, encuentro, lectura o contemplación.

La posibilidad de generar una especie de teatro o auditorio al aire libre, donde se pueda congregar una gran cantidad de personas para charlas, conciertos o cualquier tipo de evento, fue lo que motivó a desplazar las dos barras inferiores y tener las dos barras superiores perpendiculares.

Toda la madera utilizada responde al tamaño original de la pieza. No existen cortes ni modificaciones en los módulos de los listones ni en las placas de OSB. Se utiliza la totalidad del material disponible, que son 324 listones enteros y 24 placas de OSB. Así, maximizamos las posibilidades espaciales con la configuración del material en módulos que se van uniendo entre sí. Esto posibilita demostrar la capacidad estructural de la superposición de los elementos.

Al unir los módulos, en las distintas escalas, no solamente multiplicamos las posibilidades espaciales, sino que aumentamos la capacidad estructural del módulo y de la sumatoria de los elementos.

El proyecto cuenta con la posibilidad de implantarse según las necesidades correspondientes, pudiendo configurar distintos tipos de espacios. La disposición de los elementos es libre y se adapta a cada situación particular. Su construcción es bastante sencilla ya que se basa en la unión de módulos. Todas las uniones son con bulones y arandelas. Se puede estandarizar y etapabilizar la construcción para luego pasar al montaje de los módulos. Las barras superiores se irían montando con unos andamios hechos de los mismos módulos. Una vez finalizada la parte de arriba se pasa a completar las barras inferiores desfasadas.

El traslado se realiza mediante la operación inversa: se van desmontando los módulos para apilarlos y trasladarlos en el camión.

Creemos que la oportunidad de construir una idea debe tener como consigna la producción de conocimiento, dejando un pequeño aporte desde nuestro quehacer profesional.