Conjunto Habitacional de Alta Densidad y Usos Mixtos

El proyecto del Conjunto Habitacional de Alta Densidad y Usos Mixtos apuesta al concepto de ciudad compacta y sostenible, incorporando todos los componentes que aportan desde la escala urbana a la escala íntima. La primera premisa del partido arquitectónico fue mantener la vegetación existente, generando desde ahí la organización de los espacios. La implantación responde estrictamente a la ubicación de los árboles, colocando las dos torres en los claros existentes, esquivando de manera respetuosa toda preexistencia vegetal.

 

Mantener la imagen barrial es siempre un gran desafío, sobre todo cuando el emprendimiento supone un cambio importante en cuanto a escala. Separamos entonces los volúmenes según su función, creando una transición de la escala horizontal, con el zócalo, a la escala vertical, con las dos torres.

 

Se adopta la normativa de Franja Mixta que permite desarrollar diferentes programas dentro del conjunto, siguiendo con las premisas de la ciudad sostenible que promueve la disposición de servicios y equipamientos urbanos próximos a la vivienda para disminuir los tiempos de traslados y optimizar los espacios y recursos. El proyecto cuenta con 138 unidades de departamentos, 298 estacionamientos, 501 m2 de comercio, 375 m2 de estudios profesionales, espacios de esparcimiento privados y un parque lineal urbano que revitaliza y pone en valor el arroyo como elemento paisajístico. Este gesto pretende ser un modelo ejemplar para todo emprendimiento que se ubique en un contexto parecido. De esta manera, la propuesta es replicable en los terrenos vecinos.

 

El acceso principal del edificio se realiza al lado del chivato más importante del terreno, reflejando el respeto y la relación directa del proyecto con los árboles existentes. Este acceso es exclusivo para los departamentos. Casi todo el perímetro del zócalo, a nivel peatonal, es utilizado para usos comerciales, proponiendo un borde permeable y atractivo. Se minimizaron las áreas comunes planteando que las áreas comerciales de planta baja provean de servicios a los propietarios y al barrio en general, tales como un mini mercado, una farmacia, un café, una peluquería, banco, veterinaria, librería, etc.

 

Se disponen los estacionamientos de manera ordenada según programa. Los dos subsuelos están destinados a los departamentos y a las visitas de los residentes (5% del total). Los estacionamientos del zócalo propiamente dicho, que son Planta Baja, Primer Nivel y Segundo Nivel, sirven para alquilar y para cubrir los lugares requeridos para el comercio. Los árboles existentes generan unos vacíos que permiten al mismo tiempo iluminar y ventilar naturalmente los pisos de estacionamiento.

 

La terraza del zócalo duplica el área verde y se convierte en el patio principal de los residentes, contando con huertas, guardería, quincho, bar, jardines y espacios de uso compartido. Esta terraza urbana es el lugar donde los propietarios aprovechan el área libre, de sombra y vegetación, y de vida comunitaria.

 

Las dos torres de departamentos se elevan por encima del zócalo, separándose una de la otra para crear la circulación vertical y la horizontal. Esta separación se corresponde con la ubicación de dos árboles que quedarían en el medio: el chivato y el lapacho amarillo. Además, la circulación abierta interrelaciona espacialmente en altura y en horizontal, propiciando el encuentro entre vecinos, contribuyendo así a la conformación de la vida comunitaria en el edificio.

 

La separación de las barras permite la posible construcción del proyecto en dos etapas. Primero se podría construir la torre que mira hacia el arroyo y luego la otra torre, sin interferir con el correcto funcionamiento de cada bloque. La construcción en etapas es parte de la estrategia proyectual, separando a cada elemento (zócalo, torres) como independiente.

 

Las plantas del edificio se realizan de la manera más ordenada posible, llegando a una difícil síntesis, que no solamente beneficia a la practicidad constructiva, sino que aporta a la fácil lectura y comprensión del proyecto. La estructura se resuelve mediante una modulación lógica y racional en la disposición de los pilares que se corresponden con la planta de estacionamiento. Este orden permite que toda la construcción de la estructura de hormigón armado se lleve a cabo de la manera más rápida y eficiente, sin complicaciones. La estructura se compone de simples pilares y losas planas postesadas, que generan una planta libre con la posibilidad de generar todo tipo de configuraciones en las unidades. Al tener la estructura desprendida de los muros es posible realizar modificaciones en las plantas de departamentos en un futuro, logrando una flexibilidad funcional en cada piso. Esto supone un valor agregado teniendo en cuenta que las preferencias y las tendencias del mercado van mutando con el tiempo.

 

Todos los departamentos cuentan con ventilación cruzada e iluminación natural. La ventilación cruzada es determinante para un clima como el de Asunción, ya que elimina la humedad interna y ayuda a disminuir el consumo de energía eléctrica por el uso de aires acondicionados. La correcta iluminación también contribuye al confort térmico y el bienestar del usuario. Con los parasoles la luz natural es controlada y tamizada. Los parasoles de madera son móviles y corredizos y el filtro cerámico provee sombra y privacidad sin interferir con las visuales desde el interior.

 

Todos los departamentos cuentan con balcones que, aparte de funcionar como un espacio de extensión del interior, protegen los espacios cerrados del sol y la lluvia, actuando como aleros. Todos los espacios de los departamentos tienen vistas y completa relación con el exterior. Los paquetes de servicio se ubican en el lado contrario a las vistas, liberando todo el frente del departamento. Esto ayuda también a que los ductos de instalaciones se realice de manera ordenada y sencilla, ya que coinciden todos del mismo lado.

 

Las unidades de más valor se ubican en las esquinas y en los pisos superiores. Todos los departamentos cuentan con vistas privilegiadas, logrando así la democratización en cuanto a la calidad visual.

 

La azotea cuenta con amenities complementarios, como la piscina, para que la terraza del zócalo sea más segura para los niños. De esta manera el deck de la piscina cuenta con mayor privacidad y aprovecha mejor el asoleamiento.

 

Los materiales utilizados responden a la imagen urbana de Asunción. El ladrillo, la madera, el hormigón y el metal son materiales nobles y duraderos que se integran a la imagen doméstica del contexto.

 

Contemplando todos los elementos que componen al conjunto, logramos integrar todo lo requerido para el modelo habitacional sostenible, posicionando al proyecto como el emprendimiento más competitivo del mercado.